Por MoneyUp

¿Pasamos el puente de diciembre en Londres?

Se ha hecho esperar, pero aquí lo tenéis: presupuesto para pasar el puente de diciembre (puente de la Constitución) en Londres. Y, en este caso, contamos con el asesoramiento de un londoner de excepción: nuestro amigo Santamaría, que ya lleva unos añitos viviendo en la city :)
Rowing Hero

Si le preguntas a alguien por tres adjetivos para describir Londres, quizás te diga: gigante, bulliciosa y estresante. Sin embargo, algo tiene Londres que, pese a todo, hace que sea la ciudad más visitada de Europa.

Yo no sabría deciros qué es eso que tiene, pero lo tiene. De hecho, yo he ido un montón de veces y siempre, siempre, siempre me apetece volver. Igual se debe a que las opciones que ofrece son infinitas. Tan infinitas como que Jaime (que vivió allí unos meses), Santamaría (que ya lleva allí unos añitos y no parece que tenga intención de volverse) y yo no hemos conseguido ponernos de acuerdo para decidir qué es indispensable en Londres. Si vamos sólo cinco días, sí o sí hay que elegir y, tristemente, algunas cosas se quedarán fuera. O, quizás, no sea tan malo. Así podremos volver en otro momento 🙂

El primer consejo que os damos es que no cambiéis el dinero en España. A día de hoy, en casi todas partes os aceptarán tarjeta bancaria, por lo que no es necesario que vayáis cargados con un sobrecito de libras. Lo mejor es que, una vez en Londres, busquéis algún sitio con cambio competitivo, como el Bureau de Change de Mark and Spencer de Oxford Street. Os ahorraréis un dinerillo 🙂

El segundo consejo que os damos es que os compréis los vuelos ya mismo. Sólo encontraréis vuelos baratos a Londres si los cogéis con antelación. Ahora mismo, desde Madrid tenéis vuelos por 110 euros a Heathrow o por 90 a Gatwick, Stansted o Luton. Por la diferencia, merece la pena que vayáis a Heathrow, que queda más cerca del centro y está perfectamente comunicado. De hecho, el propio metro llega al aeropuerto (aunque os desaconsejamos que elijáis esta opción. Os eternizaréis…). La mejor opción es que cojáis con tiempo el Heathrow Express (si lo cogéis con más de 30 días de antelación, el trayecto os sale a 14 libras). En 15 minutos estaréis en la céntrica estación de Paddington.

¿Y cómo nos movemos desde ahí? Pues con la Oyster Card (ni se os ocurra ir con monedas por el mundo. Los buses y el metro se pagan sólo con la Oyster Card o tarjeta contactless). La Oyster Card es una tarjeta de prepago con la que os ahorraréis una barbaridad en transporte. Tendréis que pagar 5 libras de depósito, que os reembolsarán cuando la devolváis. Pagaréis, como máximo, 8,40 libras por día de uso. Si estáis más de cuatro días, quizás os compense cargar la Oyster Card con el Seven Day Travel Card, que cuesta 32 libras. En cualquier caso, coged el abono para las zonas 1-2, que son por las que verdaderamente os moveréis.

Y ahora llega el problema: el alojamiento en Londres. Los hoteles en Londres son carísimos y de una calidad un tanto cuestionable (salvo que estéis dispuestos a pagar, por ejemplo, los hoteles Hilton, que os dan todas las comodidades). Por eso, en esta ocasión, me limito a recomendaros algunos Airbnb a precio asequible y bien situados:

  • Este pequeño estudio en el Soho tiene buena pinta y os saldrá por unos 59 euros la noche.
  • Este estudio, también en el Soho, es incluso más barato: ¡49 euros la noche!
  • Este estudio es muy pequeñito, pero muy cuqui y, además, está súper céntrico. La noche sale a unos 64 euros. ¡Cogedlo pronto, porque suele estar reservado!

Otra opción posible es que os quedéis en algún hostal (hay muchos por toda la ciudad y así conoceréis a gente de otras partes del mundo, que siempre es un plus ;)) o en alguna residencia de estudiantes.

En cuanto a los museos, estáis de suerte, porque la gran mayoría son gratuitos (God save the Queen!). Aunque no hay unanimidad entre nosotros, os recomendamos como imprescindibles el British Museum, la National Gallery, el National History Museum y la Tate Modern (que a uno de nosotros, cuyo nombre no voy a mencionar, le recuerda a Bertín Osborne…). Intentad ir entre semana y muy temprano, porque se llenan de turistas y ¡palos selfie!

British MuseumY, en general, todo lo que debéis hacer en Londres es ejercer de buen urbanita. Calzaos las sneakers más cómodas que tengáis y patead la ciudad. Perdeos por sus barrios, parques y cafeterías. Os va a encantar. De todos modos, para evitar que os perdáis demasiado, os proponemos algunas rutas con recomendaciones gastronómicas y precios orientativos incluidos 😉

Probablemente, después de dejar las cosas en el hotel, ya será por la tarde. Aprovechando que estáis por el centro, id a pasear por Piccadilly Circus, Leicester Square y el barrio chino. Aquí encontraréis un montón de opciones para cenar (incluso algunos buffet libre por precios irrisorios). Nosotros os recomendamos el restaurante Orient London, donde cenaréis genial por unas 20 libras. Y, para terminar, tenéis que tomaros una copa en el Soho (os saldrá, aproximadamente, por unas 6 libras). Y a dormir, que mañana os espera un día duro.

Toca madrugar e ir a la National Gallery, previo desayuno en el apartamento para ahorrarnos algo de dinero. Después de visitar el museo, bajad por Trafalgar Square hasta el Parlamento, el Big Ben y Westminster. La entrada en la Abadía, totalmente recomendable, vale 20 libras. Merece la pena cruzar el Támesis a la altura del Parlamento, detenerse a observar la Torre el Big Ben y seguir dirección London Eye, la noria al lado del río desde la que podréis ver todo Londres por 30 libras. Continuad el paseo por el río hasta Southbank y desde ahí id hacia Covent Garden, donde podréis reponer fuerzas con una deliciosa hamburguesa en Shake Shack por unas 10 libras.

Noria

Y, para acabar el día, tenéis que ir a un musical. Os recomendamos The Lion King o The Phantom of the Opera. No son baratos (unas 80 libras), pero es visita obligada. Después del musical, id a tomaros un cóctel en el edificio Shard (os gastaréis 12 libras, aproximadamente).

Hoy os toca paseo por Hyde Park y Kensington Gardens (y foto con las ardillas para ganar likes en Facebook). En la zona sur de Hyde Park se puede ver el Royal Albert Hall (por cierto, si podéis permitíroslo, no dudéis en ir a un concierto. Hay entradas desde 60 libras). Y ahora dirigíos al National History Museum. Toca ver dinosaurios. Para comer, podéis ir por la zona de Knightsbridge y Sloan Square y, sí o sí, tenéis que pasar por Harrods. Tarde de compras (¡bien!): Oxford Street y Bond Street. Para terminar el día, id a tomaros una pinta por 5 libras al Ain’t Nth but Blues en Canarby Street, un sitio donde suele haber conciertos y el ambiente es genial.

Llegamos al ecuador de nuestro viaje. Hoy toca visitar el British Museum (en esto sí coincidimos: es el museo más interesante de Londres y, además, por la face). Podríais pasaros allí días, así que elegid lo que queréis ver. Al terminar, cogeos un metro directo a Camden, la zona alternativa por excelencia. Podréis comer en los establos de Camden, que es donde están los mercadillos con puestecitos de comida (os gastaréis unas 6 libras). Seguid por el canal de Camden hasta Primrose Hill, donde hay unas vistas espectaculares del skyline de Londres. Para cenar, hoy toca buscar un Wetherspoon: un clásico pub inglés, con sus señores bebiendo buenas pintas y su moquetita absorbe-todo. Podréis comer el clásico fish and chips con una pinta por menos de 10 libras.

Penúltimo día en Londres. E imaginemos que es sábado (si no, moved este plan al sábado que estéis allí). A las 11:30 sí o sí tenéis que estar en Buckingham Palace para ver el cambio de guardia (mirad bien dónde pisáis, que los caballitos hacen habitualmente de las suyas). Cuando haya terminado el cambio de guardia, id corriendo al mercadillo de Portobello y pasead por Notting Hill (para los románticos empedernidos, os recomiendo que busquéis la librería de viajes de la peli :)).

Para comer, id a The Churchill Arms, un tailandés muy cuqui en el que os gastaréis unas 10 libras. Y por la tarde toca bajar los noodles paseando por el preciosísimo Holland Park, donde se encuentran los impresionantes Kyoto Gardens. Después del paseo, coged un metro a Tower Hill, visitad la zona y coged un barco a Greenwich por unas 6 libras. En Greenwich tenéis que ver el Cutty Shark y subir el observatorio para cruzar la línea del meridiano. Para cenar tenéis muchos restaurantes guays y bien de precio por la zona.

Y ya es nuestro último día 🙁 Hoy debéis ir a Brick Lane, la nueva zona modernilla desde que Camden se ha masificado. Los domingos hay un mercadillo alternativo muy guay, donde podréis probar comida de todos (repetimos, todos) los sitios del mundo. Podréis comer unos baggels deliciosos o, si sois más tradicionales, buscar cualquier pub inglés donde los domingos se come el típico Sunday Roast. ¡Es una zona súper interesante!

Y, lamentablemente, toca volver al aeropuerto, comprar imanes para la nevera de vuestros padres e ir buscando vuelos para volver, porque nos han quedado muchas cosas pendientes.

En estos cinco días en Londres, nos habremos gastado, aproximadamente, unos 700 euros (siempre y cuando el cambio euro libra siga tan estupendo como hoy, que un euro está a 0,84 libras. Si hubiésemos hecho este presupuesto hace unos meses, saldría muchísimo más caro. ¡Algo bueno tenía que tener el Brexit!).

Y, creednos, hemos intentado ajustarnos el cinturón lo máximo posible. Ya haremos algún presupuesto para los que vais un poquito más holgados que los jóvenes emprendedores 😉